*

Online

Tesla y otra preocupación: Rusia construirá el auto eléctrico más barato del mundo

La pelea por sumarse a la nueva tendencia de movilidad suma un nuevo e inesperado competidor. ¿Cómo es y cuánto cuesta?

15 de Agosto 2019
Tesla y otra preocupación: Rusia construirá el auto eléctrico más barato del mundo

Elon Musk tiene un nuevo dolor de cabeza. El cofundador y CEO de Tesla cuenta a partir de ahora de un nuevo e inesperado competidor en el mercado de los vehículos eléctricos.

Se trata del fabricante ruso Zetta, que prometió la creación de del coche eléctrico más barato del planeta.

Hasta el momento, las mayores amenazas para Musk y Tesla provenían de China, donde el modelo Ora R21 genera admiración por su diseño, prestaciones y, sobretodo, precio.

La llegada

La decisión del fabricante ruso Zetta no es casual. Desde la industria automotriz tradicional saben perfectamente que el mercado de la movilidad está a punto de revolucionarse con el arribo de los primeros coches eléctricos por un valor de mercado accesible para el público promedio.

Si bien se trata de vehículos simples, todos permiten llevar adelante la misma función: una circulación ágil y dinámica por las grandes ciudades, cada día más atestadas de tránsito.

La historia

Zetta promete desde 2017 el arribo de su modelo CM1, un pequeño automóvil eléctrico urbano. La espera parece haber llegado a su fin y, a partir de diciembre próximo, comenzaría su producción. La presentación oficial del proyecto, según los rumores, ocurriría apenas un mes antes, en noviembre.

Cómo es el CM1

Su nombre proviene de “City Module", que deja en claro su principal objetivo y uso: circular por la ciudad.

Si bien no contará con la velocidad de los deportivos Tesla de Musk, la potencia del CM1 normalmente estará limitada a los 46 caballos, aunque podrá alcanzar los 97 caballos en ráfagas. Su motor será de 30 Nm/kg.

Cuenta con una longitud que apenas supera los tres metros y dos metros de distancia entre ejes.

Según el fabricante ruso, el modelo podrá transportar hasta a cuatro personas en su interior, aunque por su pequeño tamaño solo sería posible si estas fueran dos personas adultas y dos niños.

El secreto de su fabricación es que se trata básicamente de una plataforma rodante con una carrocería montada encima.

Zetta colocó las baterías en el suelo del coche, y cada rueda tiene un pequeño motor eléctrico, en vez de uno solo más grande. A partir de esto, el espacio disponible se puede aprovechar mejor.

Para la creación del CM1, Zetta desarrolló sus propias baterías y sistema de gestión; lo que también le permitió reducir el tiempo de carga en un 30%.

El CM1 promete llevarnos durante 200 kilómetros sin necesidad de recargar su batería. Además, el fabricante creó una "imitación" del sistema de freno ABS y control de estabilidad usando los motores eléctricos.

Su valor

Zetta deslizó que su precio será de 450.000 rublos, unos 6.150 euros, o poco más de 313.150 pesos argentinos.

Aún se desconoce cuál será su disponibilidad, pero se presume que se convertirá un gran rival para los fabricantes chinos, que ya poseen los ojos puestos en el Viejo Continente, regió donde el Ora RP1 aparece con un valor muy competitivo.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas