*

Online

Creció el envío de las remesas hacia el país y este sector lo aprovecha mejor que nadie

El volumen registrado en el trancurso del último año se duplicó y representa un nuevo récord. ¿Cuál es el negocio de mayor crecimiento?

20 de Septiembre 2019
Creció el envío de las remesas hacia el país y este sector lo aprovecha mejor que nadie

Las crisis económicas suelen tener características especiales. La que atraviesa la Argentina actualmente, por ejemplo, permitió registrar un récord histórico del volumen de remesas hacia el país, es decir, el envío de dinero desde y hacia el país.

Según datos del Banco Mundial, los argentinos en el exterior enviaron a sus familias el año pasado unos 493 millones de dólares, cifra que marcó un incremento de 9,7% en relación de 2017, cuando se alcanzó un total de US$ 450 millones.

A su vez, en los doce últimos meses, datos de entidades que gestionan remesas que son relevados por el Indec y el BCRA mostraron que la recepción de transferencias internacionales en el país se duplicó.

Si bien históricamente Argentina se consolidó como uno de los principales emisores de remesas al exterior, debido al contexto adverso, la ecuación ahora radicalmente inversa: Ahora la Argentina es un país receptor neto de dinero, debido a que las familias argentinas lo necesitan.

El emigrante argentino percibe la demanda de sus seres queridos. Por tal motivo no sorprende que las remesas crecieron cerca de un 50% en apenas unos meses y se duplicaron en el transcurso de 2018, por ejemplo.

De acuerdo a datos del Indec, la cuenta “Transferencias personales” -que contiene a las remesas y además integra otros conceptos no desagregados- registra para fines de 2018 un aumento en el ingreso de divisas del 32%, si se compara con el promedio de los años 2015, 2016 y 2017.

Argentinos en el exterior

Cerca de un 1 millón de argentinos que viven en el exterior, principalmente en los Estados Unidos, Italia, España, y México, perciben la demanda de sus parientes y son conscientes del valor de la moneda extranjera en la economía local.

El Banco Mundial precisó que en 2017 los argentinos residentes en España giraron 170 millones de euros, cifra que representó cerca de 40% más del volumen enviado en 2016.

Desde la devaluación de agosto del año pasado la tasa de crecimiento de entrada de transacciones desde el exterior creció en forma inmensa, no sólo medida por la cantidad de transacciones, sino también por los montos que se envían.

Desde fines de 2015 que se liberó el envío de dinero al exterior la cantidad entrante y saliente viene creciendo a un 50% anual, tanto en envíos hacia el exterior como en la recepción.

Ahora, los montos superan casi en un 90% los que se hacían hacia la Argentina en los críticos 2001 y 2002.

En marzo pasado, un informe de la consultora Nielsen precisó que un 60% de quienes envían dinero hacia la Argentina son mujeres, mientras que un 58% reside hace más de un año en el exterior.

Según ese relevamiento, el destino que le dan las familias que reciben esos recursos en la Argentina es para ayuda familiar, es decir, para pagar educación, comida, alquiler y consumos básicos.

Crecimiento de remesas con tecnología

Uno de los sectores que más se benefició con el envío de remesas a la Argentina fue el Fintech. Eric Stotz, especialista en transferencias internacionales y director de Buengiro, confirmó que desde el lanzamiento del servicio a principios de 2019 registraron en el país un crecimiento mensual de 10% en cantidad de clientes registrados y de operaciones.

El aumento del volumen de remesas desde nuestros servicios representa una mayor apreciación del dinero que los migrantes argentinos envían a sus familias al operar con apenas 1% de comisión por envío, bastante menor al 4% del promedio que se registra en el país”, remarcó.

No obstante, más allá del crecimiento del mercado y el negocio el costo por envío a países como la Argentina continúa siendo un servicio caro.

Según el Banco Mundial, los bancos son los que más cobran por envío, cerca de 11%, seguidos por las oficinas de correo, que comisionan un 7% del monto total.

Por tener en cuenta que los costos elevados de las transferencias aplastan los beneficios de la migración, una de las Metas de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas busca que para el 2030 la media global de comisión por giro sea de 3%.

Stotz explicó por qué las operadoras tradicionales cobran altas comisiones por transferencia a partir de tres factores que considera clave.

Las dos primeras tienen que ver con la línea de gastos que mantienen los tradicionales actores del mercado: costos estructurales a partir de renta de locaciones y oficinas administrativas, por un lado, y la poca innovación tecnológica aplicada lo que repercute en trámites más lentos, burocracia y menor transparencia, por otro”, resaltó.

El tercer factor está definido por las alianzas exclusivas entre grandes operadores internacionales de transferencia monetaria y correos y bancos nacionales. Según lo muestra el Banco Mundial, la prima por convenios de exclusividad entre estos actores alcanza en algunos países el 4%”, añadió.

La propuesta superadora: Fintech

Una nueva generación de firmas fintech avanza con innovación tecnológica y creación de soluciones contra las falencias del sistema de transferencias.

El uso de internet, la digitalización de procesos de gestión, la amplia penetración de las telecomunicaciones -en la Argentina se registra que el 77% de la población tiene al menos un smartphone- permiten reducir costos y valorizar más el dinero de los migrantes.

A esta propuesta se suman aspectos fundamentales como la velocidad del envío y la transparencia en información que permiten visualizar al usuario el monto que llegará al destino programado.

Además, al ser un procedimiento digital, con medios de pago electrónicos, el envío es práctico y más seguro que tener que llevar efectivo a un local físico.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas