*

Negocios

Quintana, CEO de Wetcom: “La pandemia validó que la gente puede trabajar remoto”

La compañía de servicios de virtualización acaba de ser premiada como Global Partner del año por VMware. Las nuevas herramientas y tendencias de la transformación digital en las empresas.

Por BRAND STRATEGY -
Quintana, CEO de Wetcom: “La pandemia validó que la gente puede trabajar remoto”

“La pandemia validó que la gente puede trabajar en forma remota”, pone como ejemplo Diego Quintana, Managing Director y Co Fundador de Wetcom, al evaluar algunos de los cambios tecnológicos y culturales que está dejando la pandemia del coronavirus y las tendencias que vendrán.

Al frente de la compañía dedicada a servicios de virtualización y cloud computing, considera que los esfuerzos realizados por empresas y proveedores en esta complicada coyuntura “demostraron que estamos en condiciones de modernizarnos”. “No hemos perdido ningún tren, todo lo contrario”, asegura.

Wetcom acaba de ser premiada por VMware como Partner Global del año por su notable performance en la categoría Transformación Digital, convirtiéndose así en la primera empresa latinoamericana en recibir ese galardón a nivel mundial y sumarse al top 10 de Principal Partners de VMware.

Con el foco puesto en la agilidad y el seguimiento permanente, la compañía trabaja como partner de las empresas aportando diseño e implementación de servicios de virtualización a distintas industrias, como servicios financieros, retail, telecomunicaciones, salud, energía y manufacturas, tanto en Argentina como en Chile. Su portfolio incluye proyectos y consultoría, soporte y operaciones, DevOps, outsourcing, continuous delivery y capacitación.

Las nuevas herramientas

En este nuevo contexto, los cambios obligados pusieron bajo estrés a las empresas y aceleraron la transformación tecnológica de los negocios. Entre ellos, principalmente, la forma de trabajar, condicionada por las cuarentenas y los cuidados sanitarios. Por eso un aspecto destacado por Quintana son las soluciones que está aportando Wetcom en estos días como valor: el escritorio virtual para trabajo remoto y la protección de datos sensibles de las compañías.

¿De qué se trata la virtualización de escritorio? “En vez de crear una máquina virtual que sea un servidor, creo una máquina virtual que tenga un sistema operativo de escritorio adentro. Y en lugar de darle a la persona un acceso desde su PC con una VPN, le doy acceso a un entorno de trabajo  que en realidad es una máquina virtual con Windows 10 o Linux y tiene todo ahí”, explica Diego Quintana en la entrevista.

La ventaja que se logra es la disponibilidad absoluta desde cualquier punto de conexión de todos los datos y aplicaciones que tenía el escritorio virtual de cada persona. “Los datos quedan guardados en forma segura, estando siempre disponibles en el centro de cómputos. En cambio, cuando vos te movés desde la VPN tenés que acceder o desde tu notebook, o desde la de otra persona, e incluso quizás la VPN tenga restricciones de seguridad para algunos datos o aplicaciones de negocio, o se necesite un software específico o token”, resume Quintana.

Cree que, salvo para la operación de maquinaria, por ejemplo, o manejo de plantas industriales, la cuarentena terminó validando que la gran mayoría de las personas que hacen tareas de soporte, de back office, marketing, ventas y desarrollo, puede trabajar remoto, ya que “es una cuestión más metodológica y de acceso a la tecnología que social y cultural”. Y cuando se alivie la dimensión económica, esa tendencia traerá una mejora en la eficiencia y calidad de vida.

La seguridad de los datos

En este esquema de notebooks y dispositivos móviles trabajando en forma remota, el otro servicio importante es la protección de datos y la detección de amenazas. La tarea consiste en aplicar políticas de microsegmentación en base a soluciones de VMware. Se realizan análisis de vulnerabilidades y detección temprana de amenazas, para reducirlas en el momento sin impacto en el resto de la infraestructura. Se busca incluso dónde se generó esa vulnerabilidad para revisar el dispositivo móvil y la posible fuga de información.

Diego Quintana y Nicolás Solop, fundadores de Wetcom.

“Hoy una compañía grande tiene que afrontar la gestión de entre 50 o 60 soluciones de seguridad. Por eso buscamos aportar valor y facilidades de nuestro lado”, dice Quintana.

Claro que otro aspecto clave en un escenario de alta demanda digital es el seguimiento del datacenter. En Wetcom aseguran estar atentos para que la infraestructura “no flaquee en ningún momento, que siempre esté operando al 100%, monitoreando clientes y haciendo ajustes a nivel de performance”.

Una historia con visión

La historia de su nacimiento refleja el principal valor de Wetcom. Dio su primer paso en 2006, de la mano de Quintana y Nicolás Solop. “Pensábamos que las compañías necesitaban personas mejor preparadas para la implementación de algunas soluciones. Recién empezaba el auge de la virtualización –recuerda Quintana-. Vimos que era el futuro y que iba a transformar los centros de cómputos, pero nadie todavía lo veía venir y nos propusimos ser pioneros en ese momento para hacer las primeras implementaciones”.

La apuesta es a que la tecnología transforme a los negocios, más que la venta de la tecnología en sí misma. Quintana comenta el objetivo central de la compañía: “Queremos que la tecnología transforme a las empresas para puedan  enfocarse en sus propios clientes”.

En Wetcom entendieron que la virtualización bajaba los costos de la adquisición de hardware, de software, de operación, refrigeración y energía.  Consolidar el datacenter fue la ruta que llevó a la actualidad, instalada ahora en la nube híbrida, la nube pública y la nube privada. “El origen fue dos mochilas, dos notebooks y empezar a virtualizar”, recuerda con ánimo emprendedor.

Un compromiso central de la empresa para con sus clientes es que el cliente se ocupa de su negocio o proyecto y Wetcom se ocupa del resto. Quintana explica que “el principal cuello de botella que vemos en los clientes es que no llegan a poder ocuparse de sus propios clientes, y mucho menos de innovar, porque tienen problemas del día a día, el típico ‘se me cayó el servidor’, ‘se me cayó la aplicación’. En Wetcom respiramos el concepto de estar siempre disponible (“be available for”) para que nuestro cliente llegue a atender a su propio cliente”.

Este 2020, Wetcom cumple 14 años y lo celebra con la obtención del premio otorgado por VMware. “Para nosotros es un gran hito”, cierra Quintana.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas