*

Labs

Su hermano se enfermó y ella encontró el punto débil del COVID-19: quién es la mexicana del tratamiento que mira Cambridge

La científica que lidera una investigación en EE.UU. para encontrar una “debilidad” del virus. 

19 de Agosto 2020
Su hermano se enfermó y ella encontró el punto débil del COVID-19: quién es la mexicana del tratamiento que mira Cambridge

Mónica Olvera de la Cruz es una física y científica mexicana. Trabaja como titular del Departamento de Ciencias Materiales e Ingeniería de la Universidad de Northwestern, Estados Unidos. Estudió física en México e hizo un doctorado en la Universidad de Cambridge. Por la pandemia, todos sus esfuerzos se focalizaron en el virus SARS-CoV-2. Sin embargo, el estudio se volvió un desafío personal cuando se enteró que su hermano contrajo la enfermedad y estaba en grave estado.

La científica lidera una investigación computacional que analizó el SARS-CoV-2 para encontrar una “debilidad” del virus y lo logró: encontró “un talón de Aquiles” en las interacciones electroestáticas del virus que lo unen a las células humanas. “No encontré la cura”, dijo. “Lo que yo encontré es un método científico que vulnera y reduce la atracción entre la proteína spike del virus y el receptor humano donde se pega el virus”, sostuvo Mónica Olvera de la Cruz. Su investigación fue publicada en la revista ACS Nano.

Su equipo de investigación se encuentra desarrollando una molécula inhibidora que bloquee el spike del SARS-CoV-2 antes de llegar al receptor humano. “En las células humanas, el receptor del virus es la enzima convertidora en angiotensina 2 (ACE2) y se encuentra en las células epiteliales nasales faríngeas. El primer contacto con el virus y también en las células del riñón, corazón, cerebro y células de los conductores de aire más bajo y gastrointestinales, lo que facilita la falla de órganos humanos por la infección del SARS-CoV2. Por su parte, el SARS-CoV2 se adhiere al ACE2 de las células humanas mediante el llamado Dominio de Unión al Receptor (RBD) que se encuentra en la proteína spike, los picos que dan forma de corona al virus”, explicó.

El equipo de investigación de la Universidad de Northwest.
El equipo de investigación científica de la Universidad de Northwestern, Estados Unidos. 

Si el equipo de investigación logra inhibir la entrada del virus al cuerpo humano, sería un gran avance científico. El sitio de escisión polibásico del virus está cargado positivamente. Ese “sitio” está ubicado a 10 nanómetros del lugar en que se une la proteína del pico. Según los científicos de la Universidad de Northwestern, ese “rincón” de carga positiva se une a las células humanas con carga negativa.

La investigación fue publicada en la revista ACS Nano.

“Nuestro trabajo indica que bloquear este sitio de escisión puede actuar como un tratamiento profiláctico viable que disminuye la capacidad del virus para infectar a los seres humanos”, contó la científica. Los científicos diseñan una molécula para bloquear el virus de carga negativa que impida que el virus contagie a las personas.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas