*

Labs

El plan del ministro Salvarezza para entrar al "grupo de elite mundial" contra el coronavirus

Por Gabriela Ensinck - 14 de Mayo 2020
El plan del ministro Salvarezza para entrar al "grupo de elite mundial" contra el coronavirus

En diálogo con El Cronista e Infotechnology, Roberto Salvarezza, el ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, repasó los avances de investigadores argentinos en la creación de test diagnósticos, respiradores, equipamiento médico de alta complejidad, ensayos en tratamientos (de plasma convaleciente) y vacunas para el covid-19. También explicó cómo, desde su punto de vista, un sistema desfinanciado y relegado en los últimos cuatro años logró reaccionar rápidamente y ofrecer soluciones de frontera para enfrentar al virus.

¿Cómo se posiciona la ciencia argentina ante la crisis por el covid-19?

El sistema científico tecnológico argentino está preparado para dar respuesta a la pandemia. Desde comienzos de año, venimos monitoreando cómo se desarrollaba la evolución del virus en el mundo.  Así, identificamos cuatro grupos que estaban avanzados en diagnósticos. Uno de kits serológicos de medición de anticuerpos y tres kits directos de detección del virus. Son grupos que ya estaban trabajando en dengue y con esta base se requería adaptar sus plataformas a la irrupción del Covid-19.  Uno de esos kits, el test serológico desarrollado por la doctora Andrea Gamarnik y su equipo en Fundación Instituto Leloir , ya fue aprobado y hay otros dos en fase de aprobación por ANMAT. Que Argentina pueda desarrollar en tiempo récord test propios es una muestra de soberanía sanitaria y científico tecnológica

¿Qué acciones está llevando adelante su cartera para impulsar estos desarrollos científicos y cómo piensan financiarlos?

Una semana después que la OMS declaró la pandemia, creamos la "Unidad Coronavirus". Su objetivo es coordinar y centralizar las capacidades tecnológicas, humanas, de equipamiento e infraestructura. En este marco, y ya con las medidas de aislamiento social en vigencia, lanzamos la convocatoria de Ideas-Proyecto para enfrentar la pandemia, que recibió un récord de 904 propuestas. De ellas, seleccionamos 67 iniciativas que serán financiadas con hasta $ 100.000.

¿En qué otros rubros, además de kits diagnósticos, se detectaron oportunidades de desarrollo científico local?

Otro sector de alto potencial es el de equipamiento médico de alta complejidad. Argentina tiene empresas referentes de la industria, como la pyme cordobesa Tecme, que estaba exportando respiradores para salas de terapia intensiva y dejó de hacerlo para priorizar el mercado interno. A su vez, la empresa de base tecnológica Veng desarrolló un componente estratégico para esos equipos como las válvulas, que antes se importaban.

¿Qué otras contribuciones están haciendo investigadores locales al enfrentamiento global de la pandemia?

Argentina fue invitada a participar del ensayo internacional Solidarity junto a otros nueve países, para testear distintos fármacos en busca de alternativas de tratamiento al Covid-19. Y hay muchos hallazgos y contribuciones para destacar en este corto tiempo. La secuenciación completa del genoma del virus y la identificación de las cepas de mayor circulación local y regional, servirán en su momento para el desarrollo de vacunas. Y también es relevante el trabajo que están haciendo un grupo de científicos, liderados por la doctora Laura Bover, que está estudiando el uso de plasma de pacientes recuperados para el tratamiento de casos graves.

Uno de los logros que más destaca el Presidente es el haber logrado "aplanar la curva" de contagios. ¿Qué papel jugó en esto el equipo de científicos que lo asesora?

Este gobierno dio desde un principio, señales claras de apoyo a la ciencia, aumentando las becas, subsidios, número de ingresantes al Conicet y convocando a científicos para asesorar en el marco de esta pandemia. Gracias a esto, se implementaron medidas muy tempranamente y muy duras, que nos permitieron ganar tiempo para recomponer el sistema científico y de salud, que habían sido prácticamente desmantelados durante el macrismo. También la población, con su enorme esfuerzo en el acatamiento de la cuarentena, hizo que el crecimiento de los contagios sea gradual y no exponencial. Y por otra parte, el pico de la pandemia, que se esperaba para mayo en nuestro país , ha sido aplazado a junio.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas