*

Labs

Big data: ¿pueden fallar las PASO como la "gran encuesta nacional"?

La estadística permite calcular qué tan fiables son las elecciones.

Por SEBASTIÁN DE TOMA - 07 de Septiembre 2019
Big data: ¿pueden fallar las PASO como la "gran encuesta nacional"?

Fueron varios los analistas y periodistas que se refirieron, una vez, a las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias -conocidas por sus siglas, las PASO presidenciales como "la gran encuesta nacional", con el agregado de que fue pagada por todos los argentinos a través del presupuesto nacional.

Tras las diferencias que surgieron en las distintas encuestas previas a las PASO -que pronosticaron desde una victoria de Mauricio Macri (Vamos por el Cambio) frente a Alberto Fernández (Frente de Todos) por la mínima diferencia hasta una victoria de este último por 9 puntos- versus el resultado final -15 puntos-, las explicaciones del porqué de la "falla" de las mediciones privadas llenaron las páginas físicas y virtuales de los principales medios.

En este sentido, las PASO terminaron efectivamente funcionando como una gran encuesta nacional que costó $4.300 millones. La pregunta clave, de caras a las elecciones generales de octubre, es que tan certera resultará esta "encuesta" oficial y obligatoria.

La explicación está en el último libro del especialista en estadística y econometría teórica Walter Sosa Escudero, "Big data: breve manual sobre la ciencia de datos que ya invadió nuestras vidas", publicado el pasado mes de mayo por la editorial Siglo XXI.

El libro de Sosa Escudero.

Sobre la falibilidad de las encuestas

En el libro cuenta una anécdota que ocurrió previo a las elecciones presidenciales estadounidenses que enfrentaron al democráta Franklin D. Roosvelt con el republicano Alfred Landon en 1936. 

Resulta que la popular revista Literary Digest realizó una encuesta que quería abarcar a 10 millones de personas. A estas les envío una carta con franqueo prepagado para que completen y reenvíen. Al final, terminaron opinando 2.266.566 personas y el resultado fue contundente: 57% a favor del republicano con un margen de error del 0,06%

Cuando le mostraron este resultado a la esposa del candidato demócrata -que buscaba su reelección-, Eleanor Roosevelt, esta solo atino a decir que el resultado de las elecciones "está en manos de los dioses". 

Los dioses fueron generosos con su esposo: al final, Roosevelt ganó las elecciones con 60,36% de los votos.

¿Por qué falló la encuesta? Sosa Escudero explica que el problema es que el muestreo no fue "por azar", lo más representantivo posible, dado que las cartas de la revista se enviaron a una lista de personas anotadas en la guía telefónica o listas de clubes como el Rotary Club. 

"Ciertamente, en un país de rodillas por los efectos de la Gran Depresión y a las puertas de la Segunda Guerra Mundial, un ciudadano con teléfono o miembro del Rotary no es precisamente representativo de una población que no sea la de los ricos, con fuerte prerencia por los republicanos representados por Landon. Es decir, la elección de la muestra inicial no se guía por el azar, sino que favorece groseramente a los ricos, sesgando los resultados a favor de los republicanos", desarrolla, didático, el autor argentino director del departamento de Economía de la Universidad de San Andrés.

Por esto, más allá del bajo margen de error, la encuesta y la realidad quedaron bien lejos, aunque votaron más de 2 millones de personas sobre un total de 40 millones de votantes habilitados: casi el 5% del padrón. Mucho más que las encuestas actuales, que suelen rondan los 1.000 consultados. La moraleja es, para el autor, "no confiar ciegamente en los datos".

Algo similar a esto exponen los expertos argentinos respecto a cierto tipo de encuestas, la del tipo IVR, que se realizan telefónicamente. A grosso modo, aquellos que tienen línea fija o son personas mayores (que mayoritariamente se decantan por el candidato de Vamos por el Cambio) o de alto poder adquisitivo (ídem anterior).

Las PASO funcionan como una "gran encuesta nacional".

La exactitud de las PASO como encuesta

De acuerdo al econometrista, la manera de calcular el margen de error de una encuesta, la cuenta que hay que hacer es 100 dividido la raíz cuadrada del tamaño de la muestra

En el caso de las PASO 2019, el total de votantes fue -según los resultados provisorios- de 24.723.178, un 75,18% de participación sobre el total de electores habilitados para votar. 

Entonces, el margen de error de las PASO, considerada como una encuesta, es de 0,02%. Puede decirse que, si se considera únicamente este dato, las elecciones generales está totalmente decidida dado que la muestra es de practicamente todo el electorado y es lo suficientemente azarosa (por la misma razón).

Sin embargo, hay que considerar una serie de datos para no caer en errores burdos. El primero es obvio: las personas puede decidir cambiar su voto de una elección a otra. Si bien resulta díficil que Macri dé vuelta el resultado, no es algo totalmente imposible.

Como muestra valgan los resultados de 2015. En las PASO, la participación fue del 72,37% y ganó Daniel Scioli con 38,67% versus el 30,12% de Macri. Para las PASO, el candidato kirchnerista bajo a 37,08% mientras que el eventual vencedor en segunda vuelta subió a 34,15%. La participación en la primera vuelta fue del 81,07%. 

La diferencia central entre aquellas elecciones y las actuales es el "factor Massa". Mientras que entonces el candidato de "la ancha avenida del medio" era el tercero en discordia y queria situarse fuera de "la grieta", ahora va junto al candidato del kirchnerismo. Sergio Massa en 2015 obtuvo 21,39% mientras que el actual "tercero", Roberto Lavagna, apenas llegó a arañar el 8%. 

"Las PASO en cierto sentido, es una encuesta, porque la postura de la gente cambia", explica Sosa Escudero en diálogo con Infotechnology.com. "Es decir, la 'aleatoriedad' de la encuesta no es tanto por quien fue a votar y quien no (que es un punto en si mismo) sino tambien por lo erratica de las posturas de la gente en relacion a su voto", desarrolla luego. "En ese segundo sentido, la mismisma eleccion tambien es una "encuesta" de como esta el 'mood' de la gente en ese preciso instante."



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas