*

Gadgets

Cómo funciona el nuevo aparato para dejar de fumar (y por qué no se consigue en el país)

Los cigarrillos electrónicos son ilegales en la Argentina pero, aún así, su popularidad a escala local crece año a año, alimentada por los mercados informales.  Por MATIAS NAHUEL CASTRO - 05 de Enero 2018
Cómo funciona el nuevo aparato para dejar de fumar (y por qué no se consigue en el país)

Los cigarrillos electrónicos fueron creados en China en el año 2000. Su padre, Hon Lik, un farmacéutico chino, registró la patente del primer e-cigar con nicotina y un año más tarde lanzó a la venta el producto en China, para ampliar la comercialización posteriormente a escala internacional. Hoy, alrededor del mundo, su uso se ha incrementado alcanzando un 4 por ciento de prevalencia en el Reino Unido y 3,7 por ciento en los Estados Unidos, siendo creciente su utilización en adolescentes y jóvenes. Esto los convirtió en un negocio millonario tanto para las tabacaleras tradicionales como para los players recién llegados.

El mercado global de cigarrillos electrónicos tenga un CAGR de 16,6 por ciento durante los próximos años, para llegar a US$ 27.670 millones para el año 2022. El aumento es por la entrada de las tabacaleras al negocio y la tendencia dejar de fumar. Fuente: Global ECigarette Market 2017- 2022. Research and Market.

Los nuevos cigarrillos electrónicos están formados por una batería de litio, un chip inteligente con un programa que controla los circuitos, una cámara atomizadora y el cartucho; este último contiene varias sustancias como propilenglicol, glicerina, nitrosaminas, nicotina en la mayoría de los casos y otros productos como saborizantes. Cuando alguien “vapea”, el atomizador se calienta, el líquido se vierte en su interior y se convierte en vapor. A pesar de ser una alternativa saludable al tabaco de los cigarrillos tradicionales, en nuestro país están prohibidos por disposición de la Anmat desde 2011 a pesar de que, según un estudio publicado en el Royal College of Physicians es 95% menos perjudicial que fumar cigarillos tradicionales. Sin embargo, se consiguen a través de vendedores que siguen la norma global y, por lo tanto, la mayoría del comercio es por Internet. El precio, en promedio, es de $ 900 por equipo completo y los líquidos suelen arrancar en los $ 100.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas