*

Entreprenerds

La crisis destruyó su negocio pero se reinventaron: recibieron una inversión millonaria y ahora facturan 6 veces más

Esta plataforma comercializa los vehículos de forma online, sin contacto físico, brinda bonificaciones, y hasta permite financiar la operación. A 18 meses de su creación ya atrajo fondos de inversión en Silicon Valley.

25 de Agosto 2020
La crisis destruyó su negocio pero se reinventaron: recibieron una inversión millonaria y ahora facturan 6 veces más

Hace unos tres años, Jaime Macaya, de 37 años, y Juan Cruz de la Rúa, de 28, decidieron lanzar en el país Checkars, un sitio dedicado exclusivamente a la venta de vehículos usados de forma online, aunque también con la posibilidad de ir a ver cada unidad de forma presencial aquellos interesados que optan por la vieja usanza.

Con la extensión de la cuarentena dispuesta por el Gobierno de Alberto Fernández, la gran mayoría de las concesionarias particulares redujo de forma considerable sus ventas  pero Checkars consiguió mantenerla: multiplicaron por 6 sus ventas durante la pandemia.

“Actualmente, las ventas de una concesionaria tradicional bajaron en promedio de 100 unidades a 0, mientras que nosotros pasamos de 100 vehículos a unos 20, es decir, el ritmo de ventas no es el ideal pero a partir de nuestros diferenciales, aún vendemos”, graficó Macaya, en diálogo con Infotechnology. “En lo que va del año, ya vendimos unos 200 autos”, añadió.

La joven startup Checkars fue seleccionada por YCombinator, la aceleradora de Silicon Valley más importante del mundo. La aceleradora se encarga de vincular a emprendedores tecnológicos con fondos de inversión. Solamente ingresa aproximadamente el 1% de las empresas que aplican a YCombinator.

En 2018, el fondo mexicano Grupo Jaguar Ventures respaldó las primeras pruebas online de compra y venta de la plataforma eCommerce. A un poco más de un año de su fundación, Checkars ya cuenta con el apoyo de YCombinator.

“Lo importante es que seguimos capturando cuota de mercado porque seguimos vendiendo de forma online”, remarca y resalta que el negocio de vehículos 0 km “está parado” a partir de los altos valores en los que se ofrece cada unidad.

Los beneficios de la plataforma en épocas de cuarentena son poder concretar la venta del vehículo de forma íntegra vía online, sin ningún tipo de contacto físico. “Como ya tenemos un par de años de experiencia, la operatoria la tenemos aceitada y funciona”, precisó. A partir de la pandemia, la plataforma mejoró su oferta y ofrece bonificaciones de $ 20.000 de forma automática en todas las unidades.

Otra de las promociones que lleva adelante Checkars es la posibilidad de abonar ahora el 50% del vehículo y el resto contra entrega una vez que haya pasado la cuarentena. “Para aquellos que necesitan el vehículo de forma urgente también podemos llevárselo. Al ser comercializador online, estamos autorizados para poder entregar las unidades”, detalló Macaya.

Otro de los servicios que Checkars decidió implementar es la “auto-inspección”. “Si bien tenemos centros de inspección, a partir de la cuarentena están cerrados. Entonces decidimos implementar esta metodología para ir a buscar el vehículo que nos interesa comprar (o que un vendedor nos ofrece) pero con la inspección semi-realizada.

En ese sentido, los propietarios deben “fijarse como están los paños, los focos, chequear el motor al prender la unidad, entre otros puntos”.

Nosotros nos diferenciamos por realizar una detalladísima la inspección. Esta metodología es simplemente para ganar tiempo y también a quien nos quiere vender. Se lo señamos, damos un anticipo, y cuando salimos de la cuarentena, lo terminamos de pagar. También ofrecemos autos en consignación”, explicó.

Desde septiembre de 2019, la empresa invirtió US$ 1 millón para crear una flota de 100 vehículos. En el transcurso de los últimos días, la plataforma de Checkars ofrece un completo video de cada una de las unidades. Todos los vehículos ofrecidos tienen como características en común que poseen menos de 7 años de antigüedad y menos de 100.000 kilómetros.

La idea de Macaya y De la Rúa es que el comprador interesado pueda conocer en detalle el verdadero estado de cada auto. “Se le ofrece al comprador 10 días de uso a cada comprador a partir del fin de la cuarentena para ver si está conforme. En caso de que no le guste lo que compró se le devuelve el dinero. En caso de quedarse con el auto, Checkars le ofrece hasta 12 meses de garantía mecánica”, resaltó Macaya.

“Los autos ya están transferidos a mi nombre. Así que puedo dar un permiso de manejo, con responsabilidad civil. Quien tiene el permiso de circulación nacional habilitada, podría utilizar el vehículo sin problemas. Si el comprador no tiene el permiso,  como la mayoría de la población, el auto se lo entregamos finalizada la cuarentena (servicio Next Day Delivery) y entre 5 o 7 días después, ya podrá circular sin inconvenientes”, detalló Macaya.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas