*

Bitcoin (24h)
3.05% Ars
143448.16
Bitcoin (24h)
3.05% USA
8246.52
Bitcoin (24h)
3.05% Eur
$6960.33
Entreprenerds

Ellas programan en uno de los lenguajes más duros del mercado

Un poco de casualidad, un grupo de mujeres argentinas organizó el capítulo local de R-Ladies. Buscan promover la programación de ese lenguaje entre las chicas para achicar la brecha de género en STEM.

Por SEBASTIÁN DE TOMA - 06 de Septiembre 2017
Ellas programan en uno de los lenguajes más duros del mercado

Las pioneras en IT fueron mujeres—Ada Lovelace, Grace Hopper—.De hecho, en la década de 1970, el 75 por ciento de los alumnos de la carrera Ciencias de la Computación en la Universidad de Buenos Aires (UBA) eran mujeres. Pero, con los años, los hombres fueron copando el segmento, tanto así que las publicidades de las primeras computadoras hogareñas hacían foco en los hombres. Las organizadoras de Chicas en R (R-Ladies, en inglés) quieren cambiar esta brecha de género en el mundo IT.

En la Argentina abrieron un capítulo local en enero de este año pero nacieron en San Francisco a principios de 2016.Unos meses después, un grupo de ocho fundadores creó R-Ladies global y luego comenzaron a aparecer capítulos en todo el mundo. Un lenguaje odiado R es un lenguaje de programación de código abierto desarrollado por estadísticos en 1993. Su nombre llega a propósito del nombre de pila de sus creadores, Ross Ihaka y Robert Gentleman, de la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda.

Leer más: Por el acoso, crean una App para pedir taxis solo manejados por mujeres

Laura Ación, bióloga y doctora en bioestadística de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA y una de las organizadoras, dice que R “es un lenguaje de programación horrible, porque es funcional, no está orientado a objetos”. Al ser de código abierto, aquellos que querían dedicarse a trabajar rutinas estadísticas le fueron agregando paquetes; hoy, ya tiene 10.000. Y, con la explosión de los datos, apareció una interfaz para utilizar R, similar al Visual Studio que se llama R Studio.

Laura Ación

“A pesar de que los ‘computadores’ lo odian, se empezó a usar mucho en la academia y ahora en la industria. Compite con Python, que es más fácil de manejar pero que no tiene tantas rutinas estadísticas”, amplía Ación. “R tiene unos gráficos y rutinas fabulosas”, afirma. Tanto así que R quedó como el sexto lenguaje más popular de 2017 según el Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (IEEE, por su sigla en inglés), por encima de monstruos como PHP, JavaScript y Ruby.

Programación y algo más

“Llegué de casualidad”, cuenta la bióloga sobre el nacimiento del capítulo local que ya tiene 130 inscriptos. “Otra organizadora de R-Ladies Buenos Aires, Paloma Rojas Saunero, conoció a una chica turca que organiza R-Ladies en Ohio. Paloma me contó del proyecto, les escribí un mail, me incluyeron en el Slack global y acá estoy. Sumé a Paloma por meterme en esto, y a Daniela Vázquez, de Montevideo.”

La idea es impulsar que más chicas se animen y programen en R, un martillazo más para romper esa pared que es la brecha de género en la IT. Aunque no tienen, todavía, una organización formal, ya llevan cuatro jornadas de reuniones. “En la primera hicimos la presentación social y como la mitad de las chicas que están en R-Ladies Buenos Aires recién arrancan, les instalamos el R Studio. La idea es dar soporte a quienes tengan ganas de arrancar. El segundo encuentro fue un taller sobre ciencia de datos, que seguimos en el tercero y el cuarto. Lo importante es darles prioridad a las mujeres.”

Leer más: Conocé esta App para denunciar el acoso callejero que desarrollaron tres chicas adolescentes

Este último punto generó rispideces con hombres que quisieron participar. “Hay una serie de argumentos recurrentes: ‘nos discriminan’, ‘ustedes ya son iguales’. Para eso también hay respuestas recurrentes: ‘somos un poco más iguales pero hay sesgos inconscientes o conscientes en la sociedad que no tiene que ver con programar’, por ejemplo. Les decimos que no viven en un vacío. La programación es objetiva pero uno vive en una subjetividad. Hay otros chicos, que vinieron a las reuniones y nos apoyaron mucho. Nuestro objetivo último es desaparecer cuando la brecha en las STEM [N. del E: ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por su sigla en inglés] esté salvada. Dicen ‘es discriminación positiva’; nosotros consideramos que es una acción positiva.

(Fotografías: R-Ladies Buenos Aires y Laura Ación.)


Esta nota fue publicada en el número 239 (agosto/2017) de Infotechnology.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

Johan Sebastian Mastropiero Reportar Responder

Notas como éstas lo que demuestran es el desconocimiento que tiene el periodismo sobre ingeniería y ciencia en general.

J.O. Nordeno Reportar Responder

"R"es el lenguaje "complejo" de programación??? JAJAJAJAJAJAAJA Pero si lo usan los pibes de los primeros años de cualquier carrera que se llame decente!! Esto lo escribió una periodista, o un abogado, indudablemente... mamita!

Notas Relacionadas