*

Entreprenerds

Dejaron sus trabajos y ya facturan $1,2 M con el "mundo orgánico"

Son madre e hija y le encontraron al negocio a la venta de comida por medio de WhatsApp y redes sociales. Cómo lograron facturar $ 1.2 millón al año.

05 de Abril 2019
Dejaron sus trabajos y ya facturan $1,2 M con el "mundo orgánico"

Marcela Oksengendler (57) y Tamara Nabel (33) son madre e hija y están al frente de Tres Deseos, una distribuidora de alimentos importados y gourmet para el canal deli (lo que se conoce en la jerga como dietéticas, fiambrerías y vinotecas).

Si bien cuentan que su contacto con los comercios es mayormente virtual, a través de correo electrónico, Whatsapp y por la tienda online, no venden a través de internet. En su caso, la tienda les sirve de catálogo y de herramienta de toma de pedidos. “Nos resulta muy útil por la dinámica que propone: no hace falta estar enviando listas y actualizaciones de stock, está toda la información actualizada en el sitio y los clienes solo tienen que entrar y fijarse ellos mismos. Obviamente, al tener el sitio abierto a todo el mundo nunca faltan los contactos que llegan a través de los buscadores, pero no es esa nuestra principal fuente de contactos y de venta”, explica Nabel.

Tres Deseos, que vende desde chocolates hasta bebidas alcohólicas, pasando por conservas e infusiones, empezó —y aún se mantiene— como un negocio familiar. Al inicio, no hubo un gran capital inicial: bastaron los contactos y el know how para hacer crecer el negocio.“Mi mamá empezó vendiéndole al supermercado Walmart los productos de la góndola kosher. Tenía contactos en la cadena por un trabajo anterior y también con el proveedor, así que aportó el know how, la paciencia y la picardía. Empezó de cero, sin inversión, se apalancaba manejando plazos de cobranza menores al de los pagos. Después el negocio creció y me sumé, acababa de empezar la facultad, a manejar el sistema de gestión, la facturación, y de a poco fui creando la unidad de venta minorista, que es a lo que nos dedicamos actualmente”, relata.

La idea de la tienda online llegó hace ya unos años, con el objetivo de tomar los pedidos de una forma más eficaz. “Al principio nos costó mucho que los clientes se acostumbraran a ese mecanismo, hasta que  le encontraron la vuelta y entendieron que el sistema es mucho más fácil”, recuerda Nabel. A fuerza de paciencia y repetición, lograron modernizar el modo de tomar los pedidos de sus clientes. “Ahora, las compras y mercados online están mucho más extendidos que hace cinco años atrás y los clientes le tienen menos miedo a la computadora”, asegura.

El rubro gastronómico no fue en sí una decisión real, ya que tenían una empresa anterior. Oksengendler tenía los contactos por su trabajo en la empresa familiar —Mardi SA, especializada en la elaboración, comercialización, exportación e importación de productos alimenticios— y siguió por ese camino. 
“La contracción del consumo es importante y podríamos decir que se frenó casi por completo el de algunos productos gourmet como cerveza importada, que era el caballo de batalla de los últimos años. A partir de eso estamos rearmando el rumbo, apuntando a productos nacionales más baratos y buscando distribuidores mayoristas para nuestra línea de galletitas Katar, que es nuestra marca propia”, concluye Nabel.

Tres Deseos, en números

Fundación: 2013

Inversión inicial: $ 0

Socios: 

Facturación: $ 100.000 (mensuales)



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

VINOS DEL PLATA Reportar Responder

TODOS LOS CASOS DE EXITO SON ACTORES JUDIOS Y EN SU AGENDA DE CONTACTOS TIENEN A WALLMART MARAVILLOSO!

Notas Relacionadas